El Proyecto

Desde el año 2016, LIEX S.A. lidera el Proyecto Tres Quebradas, con el fin de determinar la factibilidad económica y proyectar qué inversión demandará producir a futuro este compuesto químico en forma limpia, y con la visión de contribuir humildemente, a la tarea de detener el calentamiento global desde la generación de energías limpias, para el cuidado y preservación del ambiente que dejaremos a las futuras generaciones.

Acerca del litio:

El litio es un elemento químico abundante en el planeta que se concentra en salmuera, rocas y arcillas. La salmuera debe contener además de litio, bajo nivel de impurezas; de otro modo no es rentable la extracción.

Para que un salar se forme, se necesita en primer lugar un clima árido, donde el sol y el viento actúan sobre lagos salinos formados en cuencas cerradas y evaporan el agua, aumentando la concentración de sales. De este modo, se va formando una laguna de salmuera saturada y las sales precipitan formando una costra (de sal) que va cubriendo los depósitos de sales y sedimentos embebidos en la salmuera.

En los salares, la salmuera es el único líquido presente. Dicha salmuera, no es apta para el consumo humano ni agrícola. Sin embargo, sí sirve como materia prima para producir carbonato de litio.

El proceso de concentración de salmueras y precipitación de sales es un trabajo muy lento, luego del cual, la naturaleza nos entrega un cuerpo de sal con salmueras; y sólo algunas veces, esas salmueras pueden llegar a tener el contenido y concentración necesarios para que podamos extraer el litio que se necesita para la obtención de carbonato de litio.

El litio en Tres Quebradas:

La naturaleza pone a nuestra disposición la salmuera rica en litio en el salar, que podemos llegar a convertir en trabajo y crecimiento económico. Debajo de la costra de sal, el salar es como una esponja de sales embebida en salmuera con litio y otras sales disueltas. Para extraer la salmuera con litio se hacen perforaciones en el salar, bombeándola y llevándola por tuberías a piletas de evaporación. En las piletas se realiza el mismo proceso de evaporación que en el salar, pero en condiciones controladas*, para lograr una mayor concentración de litio y extraer las impurezas. Las impurezas, que son sales sin interés como el cloruro de sodio (sal común), son devueltas al salar, su lugar de origen.

En este proceso no se consume energía. Al evaporarse el agua por acción del sol y el viento, la salmuera se concentra del mismo modo en el que sucede naturalmente en el salar. Y con condiciones controladas nos referimos al control técnico con el que se realiza el proceso, a fin de evitar que el litio precipite y se vuelva irrecuperable.

Procesos limpios, libres de tóxicos:

Las únicas sustancias que se agregan a la salmuera son cal y sulfato de sodio en muy pequeña cantidad. Ninguno de los dos compuestos son peligrosos ni toxicos, son de uso cotidiano en la construcción y muchas otras industrias.

Proceso libre de posibles derrames contaminantes:

En el hipotético caso de producirse alguna rotura o pérdida de una cañería, el derrame sería de la misma salmuera que volvería a su medio natural de origen, el salar. El único gas que se desprende del proceso de concentración de salmuera es vapor de agua, es decir, agua pura. De alguna manera, tomamos una salmuera que no tiene ningún uso para la vida y la convertimos en nubes y litio!

La fabricación del carbonato de litio:

Al momento de la fabricación de carbonato de litio, la salmuera rica en litio y libre de la mayor parte de sus impurezas será transportada a una planta industrial y sometida a un proceso químico no muy complejo, adaptado a las características de cada salmuera. En el proceso químico, se pueden llegar a usar insumos de empleo común en toda industria: detergentes, solventes, ácido clorhídrico, hidróxido de sodio y carbonato de sodio, que son productos que también utiliza la fabricación industrial de jabón o detergente. Cabe mencionar que en esta instancia, alguno de los productos mencionados necesitan ser usados en solución acuosa. En estos casos, el agua usada en el proceso se recupera y se vuelve a utilizar re -circulándola en un circuito cerrado.

Conclusiones:

El producto final: carbonato de litio, es seco y no tiene agua en su composición. Es un compuesto estable, no tóxico, fácil de almacenar y transportar, ya como la materia prima que usan numerosas industrias, especialmente para fabricar las baterías que nos permiten disponer de la energía limpia generada por el sol y el viento.