Necesitamos litio. No sólo para cuidar el medio ambiente.

6-DICIEMBRE-2016

FUENTE: COLUMNISTA INVITADO – MARTÍN CAROTTI (EXPERTO)
Necesitamos litio.
No sólo para cuidar el medio ambiente.

Teléfonos celulares,  notebooks, automóviles eléctricos, instrumental científico y hasta satélites no funcionarían sin sus baterías de litio. Pero el litio no es sólo baterías, es cuidado del medio ambiente, y tiene muchas aplicaciones más.

El litio nos acompaña desde el principio de los tiempos, junto al hidrógeno y al helio, es uno de los únicos elementos creados en el Big Bang. Todos los demás elementos nacen por fusión nuclear en el interior de las estrellas.

El litio es un metal blando, de color blanco plata que se oxida rápidamente en aire o agua. Flota en el agua, siendo el metal y elemento sólido más liviano. Modestas propiedades que no le restan utilidad; es un elemento irreemplazable y está en muchas cosas que nos rodean, sus aplicaciones van mucho más allá de su uso en la fabricación de baterías, donde tiene su mayor protagonismo. Se utiliza en metalurgia, especialmente en la industria aeronáutica para combinarlo con  el aluminio, mejorando sus propiedades. Una aleación de aluminio con un 1% de litio tiene tanta elasticidad y resistencia como el acero. Está en nuestras cocinas, se usa en la fabricación del vidrio resistente a las diferencias de temperatura; está en nuestros hornos y microondas cuando calentamos un alimento. Está en los esmaltes y loza, porcelana, sanitarios y en nuestros vidrios y envases. Lo usamos en nuestros motores y máquinas como aditivo en grasas y lubricantes, prolongando su vida útil al hacerlas resistentes al  agua, a la oxidación y a los cambios de temperatura.

Puede estar en nuestros cerebros, en medicamentos que mejoran nuestro estado de ánimo, para  tratar y prevenir la enfermedad bipolar. Y hasta en la pirotecnia, dando un color rojo brillante muy atractivo a los fuegos artificiales, entre muchos otros usos. También se usa para hacer baterías, las mejores baterías, más livianas y eficientes. Cuando generamos energías limpias, sin emisiones, a partir del sol o el viento, necesitamos almacenar electricidad para los momentos de ausencia de generación, cuando es de noche o no hay viento, y necesitamos baterías.

La batería de litio almacena energía eléctrica en un dispositivo ligero, con elevada capacidad de energía,  resistencia a la descarga y escaso efecto memoria, permitiendo muchos ciclos de carga. Estas baterías, que  comenzaron siendo usadas en pequeños aparatos electrónicos, llegaron  a las máquinas y herramientas de mayor tamaño, dando electricidad a automóviles y maquinarias. Y son cada vez más grandes, como las baterías que se usan para almacenar la energía eléctrica eólica o solar.

Necesitamos generar energía limpia, sin emisiones, y la debemos almacenar. Y hoy para la fabricación de esas baterías el litio es una parte muy importante. El calentamiento global no puede esperar…

About the Author:


Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *